Tejido generacional - Artesanías de Colombia

Tejido generacional

Por Sistema de Información para la Artesanía Wednesday, May 13, 2020

Desde muy chica, Magdalena Aponte aprendió el oficio de la cestería en fique en Tibaná, Boyacá. Ella es una de los artesanas presentes el directorio artesanal. ¡Conozca su historia!

Artesana Magdalena Aponte
Artesana Magdalena Aponte - Imagen: Artesanías de Colombia

Magdalena Aponte heredó una tradición que ha acompañado a su familia por más de cien años. Desde muy niña, su mamá le enseñó el oficio de la cestería en fique, le mostró cómo trabajar la lana y la instruyó en el tejido en dos agujas y en croché. 

Con el tiempo dominó la cestería en chusque, en cañuela y en guadua, pero una de las prácticas que más la conectó con el oficio, fue la labor diaria de dejar iniciados una docena de canastos antes de salir a la escuela. 

Gracias a su trabajo, su mamá podía terminarlos a tiempo y venderlos en el mercado de Tibaná, Boyacá. A los 20 años, dejó su casa para dedicarse al estudio, pero cuando se enteró de que estaba embarazada decidió centrar toda su energía en la cestería. 

Durante ocho años trabajó como madre comunitaria y en 1996 se presentó al Instituto de Bellas Artes de Boyacá, donde la apoyaron llevándola a diferentes ferias artesanales en las que mostró las paneras, canastos, papeleras y jarrones que hacía en cestería de gaita y chusque (una especie de caña). 

En esa época, se integró a la Asociación de Canasteras de Tibaná. Magdalena cuenta que cuando se acabó el chusque, la fibra que más utilizaban para los productos, comenzaron a trabajar con el tejido en rollo de paja blanca que, hasta ese momento, únicamente se empleaba en la región para el tejido de un pesado sombrero. 

La paja es de páramo y, aunque tienen la autorización del municipio para extraerla, se han dado a la tarea de enseñarles a los dueños de las fincas cómo hacerlo. Para trabajar la paja se necesitan 14 procesos diferentes. 

La fibra debe extraerse hilo por hilo, lavarse con agua y jabón, y ponerse a hervir para quitar impurezas. Luego comienza el proceso de tintura, que realizan con químicos y con plantas naturales que han estado estudiando durante diez años. Después hay que dejar enfriar la fibra, lavarla y secarla para, finalmente, comenzar a tejer a mano diferentes productos como individuales, jarrones y sombreros. 

En 2003 y junto con otras nueve artesanas, formó la Asociación de Artesanas de la Paja Blanca y el Fique de Tibaná. Dependiendo del número de pedidos se dividen el trabajo, que cada una realiza desde su casa. 

Magdalena domina 50 técnicas de tejido, fue maestra del Sena, ha capacitado a más de 500 artesanas de Boyacá y en 2013 recibió la Medalla de la Maestría Tradicional. Hoy, con más de 60 años, se siente orgullosa de comercializar sus productos en Estados Unidos y en varios países de Europa. Gracias a su trabajo y empeño, ha logrado rescatar las tradiciones culturales del departamento. 

Texto: Revista Artífices N.7.

¡Contáctese con esta artesana!

Debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, en este momento, las artesanas y los artesanos del país no tienen sus principales canales de comercialización: mercados, ferias y turismo.

Por eso, queremos que les conozca en el Directorio Artesanal, les contacte directamente y les apoye comprando sus productos.

Encuentre a Magdalena Aponte, en la página 84 del directorio.

#ArtesanoEstamosContigo

Magdalena Aponte heredó una tradición que ha acompañado a su familia por más de cien años. Desde muy niña, su mamá le enseñó el oficio de la cestería en fique, le mostró cómo trabajar la lana y la instruyó en el tejido en dos agujas y en croché. 
Con el tiempo dominó la cestería en chusque, en cañuela y en guadua, pero una de las prácticas que más la conectó con el oficio, fue la labor diaria de dejar iniciados una docena de canastos antes de salir a la escuela. 
Gracias a su trabajo, su mamá podía terminarlos a tiempo y venderlos en el mercado de Tibaná, Boyacá. A los 20 años, dejó su casa para dedicarse al estudio, pero cuando se enteró de que estaba embarazada decidió centrar toda su energía en la cestería. 
Durante ocho años trabajó como madre comunitaria y en 1996 se presentó al Instituto de Bellas Artes de Boyacá, donde la apoyaron llevándola a diferentes ferias artesanales en las que mostró las paneras, canastos, papeleras y jarrones que hacía en cestería de gaita y chusque (una especie de caña). 
En esa época, se integró a la Asociación de Canasteras de Tibaná. Magdalena cuenta que cuando se acabó el chusque, la fibra que más utilizaban para los productos, comenzaron a trabajar con el tejido en rollo de paja blanca que, hasta ese momento, únicamente se empleaba en la región para el tejido de un pesado sombrero. 
La paja es de páramo y, aunque tienen la autorización del municipio para extraerla, se han dado a la tarea de enseñarles a los dueños de las fincas cómo hacerlo. Para trabajar la paja se necesitan 14 procesos diferentes. 
La fibra debe extraerse hilo por hilo, lavarse con agua y jabón, y ponerse a hervir para quitar impurezas. Luego comienza el proceso de tintura, que realizan con químicos y con plantas naturales que han estado estudiando durante diez años. Después hay que dejar enfriar la fibra, lavarla y secarla para, finalmente, comenzar a tejer a mano diferentes productos como individuales, jarrones y sombreros. 
En 2003 y junto con otras nueve artesanas, formó la Asociación de Artesanas de la Paja Blanca y el Fique de Tibaná. Dependiendo del número de pedidos se dividen el trabajo, que cada una realiza desde su casa. 
Magdalena domina 50 técnicas de tejido, fue maestra del Sena, ha capacitado a más de 500 artesanas de Boyacá y en 2013 recibió la Medalla de la Maestría Tradicional. Hoy, con más de 60 años, se siente orgullosa de comercializar sus productos en Estados Unidos y en varios países de Europa. Gracias a su trabajo y empeño, ha logrado rescatar las tradiciones culturales del departamento. 
Texto: Revista Artífices N.7.
¡Contáctese con esta artesana!
Debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, en este momento, las artesanas y los artesanos del país no tienen sus principales canales de comercialización: mercados, ferias y turismo.
Por eso, queremos que les conozca en el Directorio Artesanal, les contacte directamente y les apoye comprando sus productos.
Encuentre a Magdalena Aponte, en la página 84 del directorio.
#ArtesanoEstamosContigo

Contáctenos

Déjenos su opinión

En este espacio puede expresar su opinión con respecto a la publicación. Para realizar una consulta o pregunta específica, hemos dispuesto el servicio de contáctenos. Por favor utilice el botón, así su solicitud será atendida.

October 28, 2020 - Última actualización: October 27, 2020