Logo de Gov.co

Maestros artesanos del Barniz de Pasto. Segunda parte

Por Sistema de Información para la Artesanía, Siart. Friday, October 15, 2021

Exaltando el trabajo de cinco maestros y artesanos, reiteramos la importancia de mantener vivas las tradiciones de una técnica artesanal única en el mundo como el Barniz de Pasto. ¡Conozca sus historias!

Artesano decorando un producto con Mopa Mopa
Artesano decorando un producto con Mopa Mopa - Imagen: Artesanías de Colombia

El Barniz de Pasto es una técnica transmitida de generación en generación que, gracias al trabajo en conjunto de la comunidad artesana, se mantiene viva. Conozca la historia de dos familias con vocación artesana, en la que sus integrantes trabajan a diario para entregar en cada artesanía, lo mejor de sus tradiciones:

El Barniz de Pasto es una técnica transmitida de generación en generación que, gracias al trabajo en conjunto de la comunidad artesana, se mantiene viva. Conozca la historia de dos familias con vocación artesana, en la que sus integrantes trabajan a diario para entregar en cada artesanía, lo mejor de sus tradiciones:
Familia Zambrano
Foto de los tres
Luis Alfredo Zambrano
“Inicié con la tradición del Barniz de Pasto en mi familia. Aprendí el oficio a los 18 años de edad en el barrio Obrero de Pasto, junto al artesano Francisco Torres. Desde entonces han pasado 45 años y hasta el día de hoy, practico con amor este oficio, el cual enseñé a mis hijos Paulo y Danilo; junto a ellos, trabajamos en un taller de tradición familiar, elaborando productos decorativos y para el hogar en los que plasmamos, además de nuestros pensamientos, diseños como flores, animales y paisajes del territorio donde vivimos, que sobresalen por los colores vibrantes que usamos.
La pandemia ha puesto en riesgo nuestro trabajo y ha sido un reto continuar en la creación de artesanías. Por eso, hoy quiero que apoyen a los artesanos del Barniz de Pasto. Para mí, es un orgullo ser artesano y trabajar de la mano con mis hijos. Enseñarles el oficio a ellos ha sido lo mejor que he hecho en la vida”.
Paulo Zambrano
“Gracias a mi papá, descubrí el Barniz de Pasto cuando tenía nueve años. Recuerdo que, junto a mi hermano aprendimos la técnica viendo trabajar a mi padre en su taller y le tomamos tanto gusto al Mopa Mopa, que decidimos convertirnos en artesanos.
Empezamos elaborando juegos de mesa porque era un producto que se hacía en aquel entonces y ahora, decoramos diferentes tipos de productos como jarrones, platos o ñapangas, en los que imprimimos toda nuestra creatividad e innovación.
Llevo más de 30 años trabajando el Mopa Mopa y para mí, ser artesano es un orgullo porque ésta es una técnica practicada únicamente en la ciudad de Pasto. Es un orgullo conservarla a través de mi labor”.
Collage
Danilo Zambrano
Desde hace 30 años me dedico al Barniz de Pasto. Mi papá nos transmitió el oficio siendo muy pequeños y aunque sus enseñanzas fueron estrictas, estas nos llevaron a perfeccionar la técnica hasta convertirnos en los artesanos que hoy somos. Lo que más recuerdo de mi trayectoria en esta labor, han sido los trabajos especiales que he realizado para enviar a otros países.
Ser artesano del Barniz de Pasto es muy importante para mí porque uno puede plasmar lo que nace en la imaginación. Ver que los productos de uno están en diferentes partes del mundo, es muy grande”.
Para ponerse en contacto con la familia Zambrano, conocer su trabajo y comprar sus productos, puede hacerlo vía celular al (57) 317 454 7357 y 315 451 37 67.
Collage
Familia Granja
Gilberto Granja
“A los 20 años comencé a trabajar el Mopa Mopa, gracias a las enseñanzas de la maestra Rosa y su esposo, quienes me abrieron las puertas de su taller en el barrio Obrero. Allí comencé rellenando las imperfecciones de la madera, lijando y pintando las bases de los productos, hasta aprender a elaborar guardas, cenefas y otras formas tradicionales que dan vida al Barniz de Pasto.
Uno de los recuerdos más preciados que tengo como artesano, fue cuando vi por primera vez en Bogotá un bargueño* del siglo XVI. Quedé tan interesado en ese producto que, cuando llegué al barrio, contacté a un ebanista para trabajar en uno de estos y desde entonces, he dado a conocer mi marca y mi trabajo con los bargueños decorados en Barniz de Pasto, principalmente.
En la actualidad, el taller está conformado por tres personas, con quienes elaboramos productos que conservan formas y figuras tradicionales como las flores y los paisajes. Aunque junto a mi hijo Óscar, hemos venido innovando con diseños contemporáneos y diversificando la gama de colores que usualmente se utilizan en la técnica.
Hoy, luego de afrontar algunas dificultades, puedo decir que lo logré. Llegar a tener la oportunidad de trabajar con esta resina es algo muy valioso y me siento orgulloso de ser maestro del Barniz de Pasto, porque con mi trabajo estoy dejando huella”.
Foto
Óscar Granja
“Aprendí el oficio siendo muy pequeño y el primer recuerdo que tengo de este, es en el taller junto al viejo, realizando las tareas que me dejaba para irme familiarizando con el Barniz.
Desde hace 35 años conozco el trabajo del Mopa Mopa, pero lo dejé de practicar por un tiempo, cuando viajé a Bogotá para estudiar arquitectura. Allí estuve por 22 años, pero hace 12, decidí volver al taller en Pasto para continuar el legado artesanal de mi papá, y esa ha sido la mejor decisión de mi vida porque me siento parte de un oficio que tiene más de 500 años; lo que es muy significativo, pues estoy contribuyendo a que no desaparezca.
El trabajo del taller familiar se reconoce y se fortalece con la labor que ha hecho el maestro Gilberto durante estos años y es nuestra base para seguir trabajando y proponer diseños contemporáneos, pero bajo la línea de mi papá. Son cambios sutiles que le dan nuevos toques a los productos que hacemos; de hecho, una de las innovaciones que hicimos estuvo inspirada en las hojas de la resina del Mopa Mopa y plasmadas en diferentes gamas de color.
Entre los cambios que hemos realizado, están los talleres para enseñar el oficio. Abrimos el taller al público para que nos visiten, conozcan, aprendan el oficio y trabajen si quieren. Esta decisión nos ha permitido obtener mayor reconocimiento y no solo del taller, sino del Barniz de Pasto en general.
Ser artesano del Barniz de Pasto es una gran responsabilidad con la técnica y con nuestra herencia. ¡Es algo que debemos cuidar transmitiéndolo!”
Foto
Para ponerse en contacto con la familia Granja, conocer su trabajo y comprar sus productos, puede hacerlo vía celular al (57) 315 424 1357, vía Instagram o a través de su sitio web. 
Son precisamente ellos, los maestros artesanos, quienes junto a sus familias conservan el legado y patrimonio del Barniz de Pasto. Una técnica que, a través de sus formas, diseños y colores, viste de orgullo a nuestra Colombia Artesanal. ¡Orgullosos de nuestros artesanos!
Especial realizado por el Sistema de Información para la Artesanía, Siart.
 
* Mueble de madera español.
Fuente:
Entrevistas realizadas a los maestros y artesanos mencionados. 
¡A ellos, un agradecimiento especial!

Familia Zambrano

Luis Alfredo Zambrano

“Inicié con la tradición del Barniz de Pasto en mi familia. Aprendí el oficio a los 18 años de edad en el barrio Obrero de Pasto, junto al artesano Francisco Torres. Desde entonces han pasado 45 años y hasta el día de hoy, practico con amor este oficio, el cual enseñé a mis hijos Paulo y Danilo; junto a ellos, trabajamos en un taller de tradición familiar, elaborando productos decorativos y para el hogar en los que plasmamos, además de nuestros pensamientos, diseños como flores, animales y paisajes del territorio donde vivimos, que sobresalen por los colores vibrantes que usamos.

La pandemia ha puesto en riesgo nuestro trabajo y ha sido un reto continuar en la creación de artesanías. Por eso, hoy quiero que apoyen a los artesanos del Barniz de Pasto. Para mí, es un orgullo ser artesano y trabajar de la mano con mis hijos. Enseñarles el oficio a ellos ha sido lo mejor que he hecho en la vida”.

Paulo Zambrano

“Gracias a mi papá, descubrí el Barniz de Pasto cuando tenía nueve años. Recuerdo que, junto a mi hermano aprendimos la técnica viendo trabajar a mi padre en su taller y le tomamos tanto gusto al Mopa Mopa, que decidimos convertirnos en artesanos.

Empezamos elaborando juegos de mesa porque era un producto que se hacía en aquel entonces y ahora, decoramos diferentes tipos de productos como jarrones, platos o ñapangas, en los que imprimimos toda nuestra creatividad e innovación.

Llevo más de 30 años trabajando el Mopa Mopa y para mí, ser artesano es un orgullo porque ésta es una técnica practicada únicamente en la ciudad de Pasto. Es un orgullo conservarla a través de mi labor”.

Danilo Zambrano

"Desde hace 30 años me dedico al Barniz de Pasto. Mi papá nos transmitió el oficio siendo muy pequeños y aunque sus enseñanzas fueron estrictas, estas nos llevaron a perfeccionar la técnica hasta convertirnos en los artesanos que hoy somos. Lo que más recuerdo de mi trayectoria en esta labor, han sido los trabajos especiales que he realizado para enviar a otros países.

Ser artesano del Barniz de Pasto es muy importante para mí porque uno puede plasmar lo que nace en la imaginación. Ver que los productos de uno están en diferentes partes del mundo, es muy grande”.

Para ponerse en contacto con la familia Zambrano, conocer su trabajo y comprar sus productos, puede hacerlo vía celular al (57) 317 454 7357 y (57) 315 451 37 67.

Familia Granja

Gilberto Granja

“A los 20 años comencé a trabajar el Mopa Mopa, gracias a las enseñanzas de la maestra Rosa y su esposo, quienes me abrieron las puertas de su taller en el barrio Obrero. Allí comencé rellenando las imperfecciones de la madera, lijando y pintando las bases de los productos, hasta aprender a elaborar guardas, cenefas y otras formas tradicionales que dan vida al Barniz de Pasto.

Uno de los recuerdos más preciados que tengo como artesano, fue cuando vi por primera vez en Bogotá un bargueño* del siglo XVI. Quedé tan interesado en ese producto que, cuando llegué al barrio, contacté a un ebanista para trabajar en uno de estos y desde entonces, he dado a conocer mi marca y mi trabajo con los bargueños decorados en Barniz de Pasto, principalmente.

En la actualidad, el taller está conformado por tres personas, con quienes elaboramos productos que conservan formas y figuras tradicionales como las flores y los paisajes. Aunque junto a mi hijo Óscar, hemos venido innovando con diseños contemporáneos y diversificando la gama de colores que usualmente se utilizan en la técnica.

Hoy, luego de afrontar algunas dificultades, puedo decir que lo logré. Llegar a tener la oportunidad de trabajar con esta resina es algo muy valioso y me siento orgulloso de ser maestro del Barniz de Pasto, porque con mi trabajo estoy dejando huella”.

Óscar Granja

“Aprendí el oficio siendo muy pequeño y el primer recuerdo que tengo de este, es en el taller junto al viejo, realizando las tareas que me dejaba para irme familiarizando con el Barniz.

Desde hace 35 años conozco el trabajo del Mopa Mopa, pero lo dejé de practicar por un tiempo, cuando viajé a Bogotá para estudiar arquitectura. Allí estuve por 22 años, pero hace 12, decidí volver al taller en Pasto para continuar el legado artesanal de mi papá, y esa ha sido la mejor decisión de mi vida porque me siento parte de un oficio que tiene más de 500 años; lo que es muy significativo, pues estoy contribuyendo a que no desaparezca.

El trabajo del taller familiar se reconoce y se fortalece con la labor que ha hecho el maestro Gilberto durante estos años y es nuestra base para seguir trabajando y proponer diseños contemporáneos, pero bajo la línea de mi papá. Son cambios sutiles que le dan nuevos toques a los productos que hacemos; de hecho, una de las innovaciones que hicimos estuvo inspirada en las hojas de la resina del Mopa Mopa y plasmadas en diferentes gamas de color.

Entre los cambios que hemos realizado, están los talleres para enseñar el oficio. Abrimos el taller al público para que nos visiten, conozcan, aprendan el oficio y trabajen si quieren. Esta decisión nos ha permitido obtener mayor reconocimiento y no solo del taller, sino del Barniz de Pasto en general.

Ser artesano del Barniz de Pasto es una gran responsabilidad con la técnica y con nuestra herencia. ¡Es algo que debemos cuidar transmitiéndolo!

Para ponerse en contacto con la familia Granja, conocer su trabajo y comprar sus productos, puede hacerlo vía celular al (57) 315 424 1357, vía Instagram o a través de su sitio web

Son precisamente ellos, los maestros artesanos, quienes junto a sus familias conservan el legado y patrimonio del Barniz de Pasto. Una técnica que, a través de sus formas, diseños y colores, viste de orgullo a nuestra Colombia Artesanal. ¡Orgullosos de nuestros artesanos!

Especial realizado por el Sistema de Información para la Artesanía, Siart. 

* Mueble de madera español.

Fuente:
Entrevistas realizadas a los maestros y artesanos mencionados.
¡A ellos, un agradecimiento especial!

Contáctenos

Consulte las opiniones de este foro

Oct 20/2021 Lila dice

Cuándo y pará que fecha abría curso virtual de el arte MOPA MOPA y si lo certifica. Estaré atenta. Gracias Artesanías de Colombia.

Déjenos su opinión

Los campos marcados con * son obligatorios

Nombre *
Correo *
Comentario *

Conozca los horarios y la información de las tiendas de Artesanías de Colombia, haciendo clic en cada enlace:

April 14, 2024 - Última actualización: April 12, 2024

WhatsApp