“Aguas de Vida”, edición limitada Johnnie Walker, rinde homenaje a Colombia

Por Sistema de Información para la Artesanía - Siart. Friday, December 4, 2020

Tres talleres artesanales de los departamentos de Nariño y Putumayo, enchaparon a mano la edición limitada “Aguas de Vida” de Johnnie Walker Blue Label.

Johnnie Walker Blue Label enchapado en chaquira
Enchapado en chaquira por el grupo artesanal "Curarte" - Imagen: Cortesía Diageo

Con la curaduría de Artesanías de Colombia, el whisky de lujo escocés Johnnie Walker Blue Label, lanza al mercado la edición limitada “Aguas de Vida”, inspirada en el término whisky o Whiskey, que proviene del gaélico uisge beatha y significa: “agua de vida”, la materia prima del whisky, y el recurso más invaluable.

Johnnie Walker es una de las marcas de Diageo, empresa líder de bebidas premium a nivel mundial, con una impresionante colección de marcas de bebidas espirituosas, que incluye las categorías de licores, cervezas y vinos. Sus productos se venden en más de 180 países alrededor del mundo y cotiza tanto en la Bolsa de Valores de Nueva York (DEO) como en la Bolsa de Valores de Londres (DGE).  

Artesanos de la comunidad Camentsä Biya en Putumayo y de Nariño enchaparon a mano cada botella, empleando técnicas artesanales insignes: mopa mopa o Barniz de Pasto, chaquiras y tamo de trigo.

La edición limitada rendirá un homenaje a la Laguna de Guatavita, el Embalse del Peñol, y a la “Puerta de Oro de Colombia”, Barranquilla. Por lo cual, estos diseños han sido plasmados en cada una de sus botellas, las cuales cuentan con el sello Marca País de ProColombia.

Homenaje a la Laguna de Guatavita: a media hora de Bogotá se encuentra esta laguna, centro de la leyenda de El Dorado. Son 600 botellas enchapadas en mopa mopa o Barniz de Pasto, una técnica practicada desde tiempos precolombinos.

Homenaje al Embalse del Peñol, en Guatapé: para dar vida a unos de los paisajes más hermosos de Colombia: el Embalse del Peñol, 150 botellas fueron enchapadas con finas y doradas fibras del tamo de trigo, en el taller del Maestro Miguel de la Cruz, en Nariño.

Homenaje a la “Puerta de Oro de Colombia”: Barranquilla es conocida como la “Puerta de Oro de Colombia” por tener el primer puerto marítimo del país, construido en 1936.110 botellas rinden homenaje a este puerto con un exclusivo enchapado en minúsculas chaquiras, elaborado cuidadosamente por la comunidad Camentsä Biya en el Valle de Sibundoy, Putumayo.

Los artesanos detrás de “Aguas de Vida”

Taller del Maestro Miguel de la Cruz: después de trabajar como artesano tallador en una empresa de Bogotá, regresó a Pasto, Nariño, donde fundó su taller de artesanías en junio de 1995. Desde el principio, el Maestro Miguel se enfocó en el enchapado en tamo y se destacó por encontrar nuevos diseños en productos con una alta calidad en torno y carpintería. 

Su nombre es reconocido a nivel nacional e internacional y sus obras se caracterizan por tener un contexto histórico y creativo, ejemplo de ello es la línea “Minifundio”, una apología a la parcelación de cultivos de su región o la línea “Caracol” remembranza al Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. 

Su gran destreza y creatividad le han merecido incontables reconocimientos; entre ellos, la obtención de la Medalla a la Maestría Artesanal, otorgada en el 2006 por Artesanías de Colombia y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. 

En su taller, actualmente trabajan siete (7) jóvenes artesanas que mantienen sus hogares con esta actividad. Al igual que estas mujeres, el grupo familiar de Miguel de la Cruz trabaja con tres (3) jóvenes artesanos que se abren camino en la artesanía al lado del Maestro Miguel, quien enseña todo su saber este arte basado en el tamo de trigo. 

Taller Obando: con más de cincuenta años de experiencia en el manejo del mopa mopa o Barniz de Pasto, el Maestro José María Obando y su hermano, Germán Obando se encargaron de transmitir su conocimiento a sus hijos, nietos y sobrinos para que ellos continuaran con su legado y lo hicieran inmortal a través del tiempo.

Hoy, la herencia en la técnica y el oficio artesanal se ha mantenido incólume en su familia. Los Obando son artesanos que llevan en su apellido y en su sangre, la tradición desde la época colonial y que hoy cuentan hasta con la sexta generación transmitiendo ese valioso conocimiento. A este taller familiar se lo reconoce hace más de 100 años con su apellido. 

La técnica del enchapado en Barniz de Pasto o mopa mopa, fue reconocida como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Nación por el Ministerio de Cultura en mayo de 2018, lo que significa que se pueden formular políticas públicas asociadas al patrimonio inmaterial; poner en marcha proyectos de salvaguarda efectiva de esta técnica artesanal e incluir sus detalles en la gestión de la información de patrimonio inmaterial en el Sistema Nacional de Patrimonio Cultural.

Artesanos Curarte: el resguardo indígena Camëntsá Biya se ubica en el municipio de Sibundoy – Alto Putumayo, lugar donde nació el grupo artesanal “Curarte”, conformado por veinte (20) artesanos que trabajan junto a sus familias en pro de fortalecer la cultura desde el conocimiento tradicional de la artesanía, la medicina tradicional y la música. 

La principal meta de la comunidad es transmitir a las futuras generaciones, todos los conocimientos artesanales con el fundamento de los mayores de la comunidad, desde la perspectiva espiritual propia. “Curarte” que elabora accesorios en chaquira, textiles y máscaras con aplique en chaquira y también promueve la música y la medicina tradicional bajo el mismo objetivo: el de curar a través del arte. 

La técnica de aplique o enchapado en chaquira sobre diferentes texturas, la ha venido realizando la comunidad y como artesanos desde aproximadamente 10 años. Se trata de una técnica relativamente nueva que se ha venido empleando con el fin de crear nuevas líneas de producción artesanal en “Curarte”. 

¿Dónde comprar esta edición limitada? 

Bogotá, Medellín y Barranquilla tendrán disponibles los diseños Guatavita, Guatapé y Puerta de Oro respectivamente, a partir de la primera semana de diciembre, en Carulla, www.thebar.co y licoreras especializadas de Bogotá, Medellín y Barranquilla. La caja de cada botella de esta edición, viene numerada y con un código QR que permite acceder al proceso creativo de los artesanos. 

Son proyectos productivos como este, los que impulsan y fortalecen la reactivación del sector artesanal. Por ello, para Artesanías de Colombia es muy grato trabajar con Diageo en proyectos como “Aguas de Vida”, que exaltan y promueven los oficios artesanales del país. 

Este tipo de alianzas no solo aseguran la preservación del patrimonio cultural, sino que también generan un impacto positivo en el desarrollo económico de las comunidades beneficiadas, lo que garantiza su sostenibilidad y sustento.

* Texto elaborado con información oficial de la oficina de prensa de Diageo Colombia.

Mayores informes

Diageo Colombia
Calle 100 N. 13 – 21
Bogotá D.C., Colombia
Sitio web: www.diageo.com

Con la curaduría de Artesanías de Colombia, el whisky de lujo escocés Johnnie Walker Blue Label, lanza al mercado la edición limitada “Aguas de Vida”, inspirada en el término whisky o Whiskey, que proviene del gaélico uisge beatha y significa: “agua de vida”, la materia prima del whisky, y el recurso más invaluable.
Johnnie Walker es una de las marcas de Diageo, empresa líder de bebidas premium a nivel mundial, con una impresionante colección de marcas de bebidas espirituosas, que incluye las categorías de licores, cervezas y vinos. Sus productos se venden en más de 180 países alrededor del mundo y cotiza tanto en la Bolsa de Valores de Nueva York (DEO) como en la Bolsa de Valores de Londres (DGE).  
Artesanos de la comunidad Camentsä Biya en Putumayo y de Nariño enchaparon a mano cada botella, empleando técnicas artesanales insignes: mopa mopa o Barniz de Pasto, chaquiras y tamo de trigo.
La edición limitada rendirá un homenaje a la Laguna de Guatavita, el Embalse del Peñol, y a la “Puerta de Oro de Colombia”, Barranquilla. Por lo cual, estos diseños han sido plasmados en cada una de sus botellas, las cuales cuentan con el sello Marca País de ProColombia.
Homenaje a la Laguna de Guatavita: a media hora de Bogotá se encuentra esta laguna, centro de la leyenda de El Dorado. Son 600 botellas enchapadas en mopa mopa o Barniz de Pasto, una técnica practicada desde tiempos precolombinos.
Homenaje al Embalse del Peñol, en Guatapé: para dar vida a unos de los paisajes más hermosos de Colombia: el Embalse del Peñol, 150 botellas fueron enchapadas con finas y doradas fibras del tamo de trigo, en el taller del Maestro Miguel de la Cruz, en Nariño.
Homenaje a la “Puerta de Oro de Colombia”: Barranquilla es conocida como la “Puerta de Oro de Colombia” por tener el primer puerto marítimo del país, construido en 1936.110 botellas rinden homenaje a este puerto con un exclusivo enchapado en minúsculas chaquiras, elaborado cuidadosamente por la comunidad Camentsä Biya en el Valle de Sibundoy, Putumayo.
Los artesanos detrás de “Aguas de Vida”
Taller del Maestro Miguel de la Cruz: después de trabajar como artesano tallador en una empresa de Bogotá, regresó a Pasto, Nariño, donde fundó su taller de artesanías en junio de 1995. Desde el principio, el Maestro Miguel se enfocó en el enchapado en tamo y se destacó por encontrar nuevos diseños en productos con una alta calidad en torno y carpintería. 
Su nombre es reconocido a nivel nacional e internacional y sus obras se caracterizan por tener un contexto histórico y creativo, ejemplo de ello es la línea “Minifundio”, una apología a la parcelación de cultivos de su región o la línea “Caracol” remembranza al Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. 
Su gran destreza y creatividad le han merecido incontables reconocimientos; entre ellos, la obtención de la Medalla a la Maestría Artesanal, otorgada en el 2006 por Artesanías de Colombia y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. 
En su taller, actualmente trabajan siete (7) jóvenes artesanas que mantienen sus hogares con esta actividad. Al igual que estas mujeres, el grupo familiar de Miguel de la Cruz trabaja con tres (3) jóvenes artesanos que se abren camino en la artesanía al lado del Maestro Miguel, quien enseña todo su saber este arte basado en el tamo de trigo. 
Taller Obando: con más de cincuenta años de experiencia en el manejo del mopa mopa o Barniz de Pasto, el Maestro José María Obando y su hermano, Germán Obando se encargaron de transmitir su conocimiento a sus hijos, nietos y sobrinos para que ellos continuaran con su legado y lo hicieran inmortal a través del tiempo.
Hoy, la herencia en la técnica y el oficio artesanal se ha mantenido incólume en su familia. Los Obando son artesanos que llevan en su apellido y en su sangre, la tradición desde la época colonial y que hoy cuentan hasta con la sexta generación transmitiendo ese valioso conocimiento. A este taller familiar se lo reconoce hace más de 100 años con su apellido. 
La técnica del enchapado en Barniz de Pasto o mopa mopa, fue reconocida como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Nación por el Ministerio de Cultura en mayo de 2018, lo que significa que se pueden formular políticas públicas asociadas al patrimonio inmaterial; poner en marcha proyectos de salvaguarda efectiva de esta técnica artesanal e incluir sus detalles en la gestión de la información de patrimonio inmaterial en el Sistema Nacional de Patrimonio Cultural.
Artesanos Curarte: el resguardo indígena Camëntsá Biya se ubica en el municipio de Sibundoy – Alto Putumayo, lugar donde nació el grupo artesanal “Curarte”, conformado por veinte (20) artesanos que trabajan junto a sus familias en pro de fortalecer la cultura desde el conocimiento tradicional de la artesanía, la medicina tradicional y la música. 
La principal meta de la comunidad es transmitir a las futuras generaciones, todos los conocimientos artesanales con el fundamento de los mayores de la comunidad, desde la perspectiva espiritual propia. “Curarte” que elabora accesorios en chaquira, textiles y máscaras con aplique en chaquira y también promueve la música y la medicina tradicional bajo el mismo objetivo: el de curar a través del arte. 
La técnica de aplique o enchapado en chaquira sobre diferentes texturas, la ha venido realizando la comunidad y como artesanos desde aproximadamente 10 años. Se trata de una técnica relativamente nueva que se ha venido empleando con el fin de crear nuevas líneas de producción artesanal en “Curarte”. 
¿Dónde comprar esta edición limitada?
Bogotá, Medellín y Barranquilla tendrán disponibles los diseños Guatavita, Guatapé y Puerta de Oro respectivamente, a partir de la primera semana de diciembre, en Carulla, www.thebar.co y licoreras especializadas de Bogotá, Medellín y Barranquilla. La caja de cada botella de esta edición, viene numerada y con un código QR que permite acceder al proceso creativo de los artesanos. 
Son proyectos productivos como este, los que impulsan y fortalecen la reactivación del sector artesanal. Por ello, para Artesanías de Colombia es muy grato trabajar con Diageo en proyectos como “Aguas de Vida”, que exaltan y promueven los oficios artesanales del país. 
Este tipo de alianzas no solo aseguran la preservación del patrimonio cultural, sino que también generan un impacto positivo en el desarrollo económico de las comunidades beneficiadas, lo que garantiza su sostenibilidad y sustento.
* Texto elaborado con información oficial de la oficina de prensa de Diageo Colombia.
Mayores informes
Diageo Colombia
Calle 100 N. 13 – 21
Bogotá D.C., Colombia
Sitio web: www.diageo.com 

Contáctenos

Déjenos su opinión

En este espacio puede expresar su opinión con respecto a la publicación. Para realizar una consulta o pregunta específica, hemos dispuesto el servicio de contáctenos. Por favor utilice el botón, así su solicitud será atendida.

October 16, 2021 - Última actualización: October 15, 2021