Artesanias de Colombia - Artesanías de Colombia

Chipalos

Nombres comunes

Marcgravia brownei: chipalo (Filandia, Quindío) y uva montañera (Pauna, Boyacá). Marcgraviastrum mixtum: bejuco beltrán (Suaita, Santander); chipalo (Filandia, Quindío) y gurgurú (Ituango, Antioquia).
Nombres indígenas: Marcgraviastrum mixtum: chichum paispa cum (nombre Awapit, Tumaco, Nariño) y porré (Embera).

Descripción

Arbustos terrestres, lianas o arbustos hemiepífitos con raíces aéreas que se descuelgan desde lo alto del bosque. Las hojas son alternas, usualmente elípticas, muy lisas, connervios poco notorios y pequeñas glándulas en la cara inferior, cerca de la margen. EnM. brownei las hojas se disponen en un solo plano, el nervio medio es prominente por debajo y las glándulas son numerosas, mientras que en M. mixtum las hojas se disponen en varios planos, el nervio medio no es notorio y las glándulas son pocas y dispersas. Las flores son numerosas, de color blanco, crema o verde claro y están dispuestas en umbelas, con nectarios en forma de sacos inflados, los cuales se originan en el centro, donde nacen las flores (en M. browneii o en la mitad de los pedicelos de las flores (en M. mixtumi. El fruto es carnoso, esférico y terminado en punta, y se abre para exponer una masa de color rojo o anaranjado, con muchas semillas negras en su interior.

Distribución geográfica y ecológica

Marcgravia brownei se distribuye desde México hasta el Caribe (Jamaica) y Bolivia. En nuestro país se encuentra entre 800 y 2200 m de altitud, en bosques húmedos o muy húmedos de los climas cálidos, templados y fríos. Marcgraviastrum mixtum es exclusivamente suramericana (Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia), y en Colombia se ha registrado desde el nivel del mar hasta 2000 m de altitud, en bosques húmedos a pluviales de los climas cálidos y templados.

Los chipalos crecen como arbustos hemiepífitos hospedados sobre árboles, como lianas o arbustos terrestres, con ramas flexibles y colgantes. Generalmente se encuentran al interior de bosques en buen estado de conservación, aunque también es posible hallarlos en bosques intervenidos y a orillas de carreteras o quebradas. Al parecer tienen relaciones importantes con la avifauna, pues presentan unas estructuras especiales que producen néctar, aprovechado por los colibríes; los frutos son consumidos por otras especies de aves. En general, estas plantas se han encontrado con flores y frutos a todo lo largo del año.

Partes utilizadas de la planta

Raíces aéreas colgantes.

Productos artesanales

Canastos.

Antecedentes del oficio

En la ficha del azufre se hace una reseña de la actividad cestera en el Eje Cafetero, en la que puede inscribirse la dinámica de los chipalos.

Aprovechamiento y transformación del recurso

Los chipalos se extraen y procesan en la región del Eje Cafetero, en los municipios de Circasia y Filandia (Quindío), en el área rural de Pereira y en La Virginia (Risaralda). También en la Inspección de Policía de San José de Suaita (Santander). Se tiene también registro de su uso por parte de los indígenas Embera en el norte de Antioquia.

De los chipa los se usan las raíces adventicias que cuelgan desde lo alto de los árboles en los cuales se hospedan. Las raíces de los chipalos pueden alcanzar hasta 20 metros de largo y de 15 a 25 mm de diámetro. Según los artesanos, estos bejucos tienen dos tipos de corteza: una externa, fibrosa y de color café con verde, la cual se desprende completamente, con sólo halarla con la mano; y otra más interna, de consistencia carnosa y color verde claro, la cual se retira raspándola con un cuchillo. De esta forma, la parte que se usa de las raíces de los chipalos es la más interna. Es por ello que de una raíz de linos 20 mm de diámetro sólo se obtiene un bejuco de aproximadamente 10 mm de diámetro, el cual es de consistencia fibrosa
y muy resistente.

Los artesanos del Eje Cafetero buscan las plantas dentro de los bosques, en los cuales se han vuelto escasas y difíciles de encontrar. Cuando se ha ubicado un chipa lo con raíces adecuadas para extraer, el artesano trepa al árbol hospedero por una de las raíces, o por algún tallo de otra planta, hasta la parte más alta donde pueda cortar los bejucos o raíces. Una vez cosechados, se retiran las dos cortezas y se deja la parte interna o "almendra", la cual será la materia prima para elaborar los canastos. Este material se lleva a la casa y se pone a secar al sol por algunos días.

Para el tejido de los canastos se parten los bejucos, generalmente en dos tiras. Rara vez se usan para los bordes de los canastos, para lo cual se prefieren otras plantas. Como sucede con otros bejucos, en la elaboración de los canastos los chipalos se mezclan con varias materias primas, como el chusco o los cucharos. Los chipalos se consideran una materia prima rendidora y de buena calidad, pero como es difícil encontrarlos, poco se usan en la actualidad.

Aspectos socioeconómicos y comerciales

Una reseña de los aspectos socioeconómicos de la cestería en el Eje Cafetero se encuentra en la ficha de tripeperro. En cuanto a los artesanos de San José de Suaita, son personas muy pobres, generalmente mujeres, que alternan la actividad artesanal con las labores domésticas; con la cestería obtienen algún dinero extra para el hogar.
Los artesanos no comercializan las fibras de los chipalos; cada uno de ellos se desplaza hasta el bosque o los matorrales y obtiene la materia prima en la medida de sus necesidades. En cuanto a los canastos, se venden a través de pedidos o directamente al público en las casas de los artesanos o en almacenes, casetas o plazas de mercado. En el caso de San José de Suaita, se elaboran muy pocos canastos, algunos de ellos sólo por pedido.

Información biológica y conservación

Para estas plantas no se cuenta con ningún tipo de estudio biológico o de otra índole. Únicamente por información de los artesanos, se estima que se han venido agotando y que hoy en día es raro encontrarlas en los bosques. Además, por su forma de crecimiento, hospedados sobre grandes árboles, los chipalos dependen para su reproducción y supervivencia de bosques en buen estado de conservación. Por ello, como sucede con la mayoría de bejucos usados para cestería en el país, el deterioro de los bosques es una de las principales causas de su progresiva desaparición.

Otros usos

No se conocen otros usos.

Fuente: Linares, E. Galeano, G. García, N. Figueroa, Y. (2008) "Fibras vegetales empleadas en artesanías en Colombia" Bogotá, Colombia.
Relacionados: Chipalos;


July 13, 2020 - Última actualización: July 10, 2020