“Este oficio nos llena de orgullo y de amor” - Artesanías de Colombia

“Este oficio nos llena de orgullo y de amor”

Por Sistema de Información para la Artesanía - Siart. Thursday, September 7, 2017

Conversamos con Cecilia Velásquez e Iris Aguilar, dos artesanas que desde Cartago y La Guajira, tejieron los ornamentos que luce el Papa Francisco en su visita a Colombia.

“Este oficio nos llena de orgullo y de amor” - Imagen: Cortesía D'Coralia.

La visita del máximo jerarca de la Iglesia Católica a Colombia, es la ocasión perfecta para que los oficios y técnicas tradicionales de nuestro país tengan la oportunidad no sólo de ser exaltados a través de la indumentaria que vestirá el Papa Francisco, sino de mostrarse una vez más ante los ojos del mundo con toda la riqueza artesanal que hay detrás de ellos.

Son las manos de nuestros artesanos, las que dan vida a objetos maravillosos y con un valor cultural incalculable. Probablemente por esa razón, las vestiduras y ornamentos de esta importante visita al país, fueron cuidadosamente planeados por el Comité Ejecutivo de la Visita Apostólica del Papa Francisco a Colombia junto a Pilar Castaño y la diseñadora Mercedes Salazar, quienes pidieron a varias de las manos más diestras de nuestro país, que se encargaran de tejer una a una, estas piezas desde sus talleres en Cartago, Valle del Cauca; Sinbudoy, Putumayo; ranchería Makú en La Guajira; y Bogotá.

Para reconstruir una parte de la historia del Papa Francisco en Colombia desde el tema que más nos enorgullece y nos involucra, desde el oficio artesanal; hemos conversado con la artesana wayúu Iris Aguilar y con la bordadora cartagüeña Cecilia Velásquez, gerente de D’coralia.

“Es un orgullo y un honor”
Cecilia Velásquez 

¿Cómo supieron que iban a hacer bordados para el Santo Padre?

Recibí la llamada de un sacerdote de Villavicencio, de nombre Julio, quien me contactó para que elaborara un ornamento de lencería bordada que vestiría el altar donde se oficiará una de las ceremonias de su ciudad. Ya para el mes de junio, recibí una llamada de la diseñadora Mercedes Salazar, quien me dijo que nuestra empresa familiar había sido seleccionada para elaborar algunos de los ornamentos litúrgicos. Esta noticia nos ha llenado de orgullo y de amor.

¿De qué se trata el trabajo que hizo D’coralia para el Papa Francisco?
En el caso de la ceremonia en Villavicencio, elaboramos un mantel de doce puestos que cubrirá el altar. Está hecho en tela de algodón a la que se le aplicó la técnica de calado y randado, así como bordado en hilo tubino color blanco, el mismo de la tela. El diseño tiene una simbología religiosa alusiva a la Santa Cruz.

Son dos los ornamentos litúrgicos que elaboramos para el Santo Padre. El primero tiene unos trazos artesanales sencillos con hilos de colores rosado, café, blanco, azul, dorado y plateado, que muestran la imagen de la Nuestra Señora de Chiquinquirá, presentando al Niño Jesús en sus brazos. El bordado se hizo con la técnica de cadeneta, pespunte, puntada mordida, bastas y cordón.

El segundo ornamento representa la variedad de flores, frutos, plantas y aves de nuestro País. En este caso, usamos puntadas del tipo mordida, pespunte, rococó, cordón, cadeneta y pasado. La aplicación delicada de cada técnica genera una hermosa obra de arte de armoniosa mezcla de colores, hecha totalmente a mano y con hilos de color amarillo, azul, rojo, naranja, verdes y tonos metalizados.

¿Cuánto tiempo tardaron en preparar todos los bordados?
Una persona se dedicó  a la elaboración del mantel durante cuatro meses, con una intensidad de trabajo de ocho horas diarias.

Para el caso de los ornamentos que vestirá el Santo Padre, tuvimos la intervención de cinco personas, que durante un mes y medio, trabajaron en jornadas de doce horas diarias.

¿Qué representa para usted, el haber bordado estas piezas?
Recibir esta noticia ha generado en mí, en la familia, en el grupo de trabajo y en la comunidad todo tipo de emociones y sentimientos. Es un orgullo y un honor el poder mostrar las hermosas obras de arte elaboradas a mano y presentarlas al Pastor de nuestra Iglesia.

Pero también, es un honor permitir que el nombre de Cartago y sus bordados se den a conocer al mundo entero. Es un homenaje a todos aquellos que con su preciosos bordados,  dejan en cada obra su magia, su creatividad y su amor ...dejan un trozo de su vida.

“Vamos a hacerlo anudado”
Iris Aguilar

¿Cómo supo que iba a encargarse de estos ornamentos para el Santo Padre?
Bueno, eso fue una lotería que me llegó. Yo creo que las personas que me han conocido y que han trabajado conmigo, me tienen presente. Un día me llamó alguien y me dijo: ‘¿Iris, me puede hacer un trabajo, así y así... usando la técnica que quieras?’ Yo le dije: ‘mándelo, claro que sí’. En ese momento no pregunté ni para qué era…

Pero cuando me llegaron los hilos y el molde, empecé a preguntarme ‘¿Para qué será esto? Esto me huele que es del Papa, o una cosa así’.  Llamaron después y yo les dije: ‘no he empezado, no tengo idea, ya revisé los colores pero hay un hilo que no está: el dorado’

Así que al día siguiente llegó el hilo pero ninguna otra información adicional. Como a los cinco días, me llamaron y me preguntaron si podían ir de noticias uno. Ahí yo ya estaba haciendo la primera pieza, y les dije: ‘cómo así, ¿de dónde vienen?’ Y me respondieron: ‘de Bogotá. Vamos con el padre que está coordinando todo esto’.  Yo me eché a reír y les dije “ah bueno, vengan, vivo en la ranchería Makú”.

¿De qué se tratan los tejidos que hicieron para el Papa Francisco?
Son cuatro piezas. La más grande mide 1m con 22cm; la siguiente,  1m y 8cm; otros de 20 x 4 cm; y unos más pequeños de 6 x 6cm. Lo que hicimos fue aplicar el mismo diseño a todos, que era el que venía en el molde.

En total, somos tres personas las que trabajamos tejiendo estos ornamentos. Yo elegí a dos hombres porque ellos también tienen su arte. Cuando nos reunimos, pensamos en usar tres técnicas distintas, pero finalmente usamos una sola porque el hilo es muy fino, entonces yo les dije: ‘vamos a hacerlo anudado’.

¿Cuánto tiempo tardaron en preparar todos los tejidos?
Bueno, en las piezas que yo hice, que son pequeñas y angostas, tardé como 10 días. Pero el más grande tomó más tiempo. Para completar todos los tejidos, las manos artesanas siempre requieren tiempo, así que siempre que me preguntaban ‘¿Para cuándo va a estar listos?’, yo siempre respondía ‘en su momento, lo estarán’.

¿Qué representa para usted y su comunidad, tejer estos ornamentos?
Estamos muy felices en haber participado en la vestimenta del Papa, yo creo que fue una lotería muy grande; pues, el pueblo wayúu se está abriendo una puerta muy grande, mostrándole al mundo entero que los wayúu existimos y todavía preservamos nuestro arte.

Una curiosidad, ¿porqué utiliza la palabra "lotería"?
Porque para mí esta lotería es algo que me está llegando sin pensar. Estas cosas no estaban antes en mi cabeza ni en mi pensamiento. Nunca dije: ‘voy a hacer yo esto para ser grande’, no. Todo esto que me sucede es fortuito y en realidad, hace grande a la nación wayúu.

Contáctenos

Déjenos su opinión

En este espacio puede expresar su opinión con respecto a la publicación. Para realizar una consulta o pregunta específica, hemos dispuesto el servicio de contáctenos. Por favor utilice el botón, así su solicitud será atendida.

September 19, 2017 - Última actualización: September 19, 2017